El juego: Necesario en tiempos de Covid

Erick Romero

03-09-2020


El inicio del ciclo escolar es un punto de partida importante para reflexionar acerca del juego. Plantea retos que, en la medida de lo posible, las y los docentes tenemos que resolver en las primeras semanas del regreso a clases. Algunas acciones que hay que tomar en cuenta es, por ejemplo, conocer a las y los estudiantes, cohesionar el grupo, establecer acuerdos esenciales, generar un ambiente de aprendizaje agradable y realizar diagnósticos de conocimientos además de tomar en cuenta los efectos que la pandemia por Covid-19 ha dejado en nuestros estudiantes.

Estudiantes y profesores concluimos el ciclo escolar anterior de una manera inesperada, con clases en línea y en aislamiento social. Dichas condiciones esbozan las ganas por volver a la escuela, quizás como nunca antes. En lo personal, me hace valorar más el entorno de la escuela para regresar con ganas de disfrutar y abrazar cada momento.  

Esta situación especial requiere un regreso especial. Me planteo preguntas necesarias para hacer una experiencia escolar agradable en este arranque, y durante todo el ciclo escolar, hoy y siempre:

  • ¿Cómo plantear actividades que dejen un aprendizaje significativo en mis estudiantes?
  • ¿Cuál será esa experiencia de aprendizaje que permitirá retar su potencial, conocimientos y habilidades?
  • ¿Cómo hacer que disfruten de esas actividades?
  • Desde mi campo ¿qué puedo hacer para contribuir a que sean niñas y niños felices?

Las respuestas apuntan a considerar las características del desarrollo de cada estudiante conforme su edad, es decir, son niñas y niños de entre 6 y 9 años, a quienes les gusta moverse, tocar, ensuciarse, reír, oler, escuchar, bailar, cantar, imitar sonidos. Tienen toneladas de curiosidad por descubrir este maravilloso mundo y conjuntar todo ello en algo mágico y especial sería: el juego.

Dejar pasar por alto el juego sería un error. Esta es y seguirá siendo una herramienta pedagógica eficaz, pues de una manera muy amena, se desarrollan habilidades y aprendizajes sin que siquiera se percaten de ello. En mis clases planteo un momento de juego como detonante para abordar algún tema. Esto ha traído como consecuencia enseñar de manera transversal, es decir, permite revisar conocimientos de otros campos de formación.

A continuación, ejemplifico lo que expongo. Se resolvió una serie de problemas matemáticos que planteaban la reapertura de un zoológico donde antes de abrir, los cuidadores de los animales tenían que contar cuántos animales había de cada uno y sumar algunas jaulas con sus animales. Sin embargo, antes de meternos de lleno al conteo y la resolución de sumas comenté al grupo que haríamos un tour para llegar a un zoológico virtual. Tomamos unos aros que simulaban un volante, salimos del salón y emprendimos el “viaje” al supuesto zoológico. Dimos unas cuantas vueltas a la cancha, mientras simulaba una voz de guía que iba señalando algunas curiosidades de la vegetación que nos encontrábamos. Finalmente llegamos al salón dónde les proyectamos un recorrido virtual de un zoológico. De esta forma, se aprovechó para vincular pensamiento matemático, el conocimiento del medio y aprender un poco más sobre los animales. Como resultado, se dejó al grupo más adentrado en la temática del zoológico y pudimos continuar sin problema con los problemas matemáticos.

Otro ejemplo de arranque o para repasar, es uno donde tomamos el formato del programa de televisión 100 mexicanos dijeron adaptándolo para repasar el abecedario y recordar algunas palabras que comenzaran según la letra que se aparecía del alfabeto. Se adaptó el salón y recreamos el ambiente donde utilizamos música y los efectos del sonido propios del show de tv. A eso le añadí la conducción muy al estilo del programa con bastante entusiasmo e interpretación actoral. Finalmente, a cada respuesta correcta se le asignaron dos puntos, mismos que las estudiantes tuvieron que sumar para determinar el puntaje total. De esta forma, a través del juego, y la transversalidad curricular, abordamos Lengua materna y Pensamiento matemático.

En resumen, los beneficios de activar la participación del grupo por medio del juego son: transversalidad, atención, motivación y diversión, es decir, aprendizaje significativo. Como sugerencia, es importante que el o la docente imprima una actitud entusiasta, imite, actué bajo las circunstancias que el juego vaya poniendo, pues ayudará a ir adentrando cada vez más al grupo en la dinámica.

Finalmente, los niños y las niñas tienen muchas ganas por volver a la escuela. Es momento para aprovecharlo y así brindar experiencias de aprendizaje auténticas y significativas. El juego es un elemento siempre vigente que se debe tomar en cuenta en todo momento. La escuela en tiempos de Covid es una excusa y razón más para implementarlo. Sigamos manteniendo y avivando esa llama, nuestros estudiantes lo necesitan.

*Docente en Comunidad Aprende

“If we teach today’s students as we taught yesterday’s, we rob them of tomorrow.”

John Dewey